martes, 17 de marzo de 2015

SAUCONY TRIUMPH ISO - WOW (que no Whoa)

No suelo hacer valoración de materiales. Reconozco cuando algo me vale pero soy de la idea que lo que me vale a mí, no vale para otros/as así que no soy de aconsejar, sobre todo zapatillas. Pero este finde he probado unas Saucony Triumph ISO y me he quedado prendada.  Muchos de vosotros saben que desde hace un par de años suelo usar otra marca, y ya voy por el 6º par del mismo modelo.  Pero tampoco son mi patrocinador oficial :) así que hay espacio para probar nuevas marcas y modelos.
Así que el pasado viernes volvía del trabajo pitando para dar un paseo rápido por la Expo Sport del Maratón de Barcelona, aprovechando que todavía no había mucha gente. Hice un rápido test con las nuevas Fresh Foam de New Balance (unos 4 kms al trote por las cuestas de Montjüic) y cuando estaba a punto de salir, pasé a saludar amigos y conocidos de los varios stands. Justo cuando saludaba a Xavier (que hace poco ha pasado de Asics a Saucony) él me pidió si podía sacarme una foto para publicar en las RRSS que durante los días de la feria había posibilidad de testar el nuevo modelo estrella de la casa: Triumph ISO. Se me había escapado que había una promoción que permitía probar las zapatillas y entrar automáticamente en un sorteo de un par para chica y uno para chico.
Reconozco que había leído algo respecto a este modelo de Saucony  pero al ver las fotos me había parecido demasiado zapato para mis 50 kg. Pero es cierto que, además de escuchar lo que me decía Xavier, solo con tenerlas entre las manos había empezado a cambiar idea.  Así que me animé y le comenté que iba a volver el sábado si me permitía hacer todo el entreno que tocaba con las zapas de Saucony. En principio la promoción permitía de rodar libremente alrededor de una media hora. A mí me tocaban 10’ calentando + 50’ progresivos de 5’ a 4’20” + 10’ enfriando. La idea era de bajar a la Barceloneta, hacer allí el progresivo y volver para arriba. Con amenaza de lluvia. Permiso acordado.
Y el sábado, a pesar de la climatología inestable, a las 10 me presenté en el stand de Saucony y me calcé las Triumph ISO. 
Todavía sobre moqueta ...
Unos guantes.
Hasta poniendo mis plantillas.
Suaves, horma bien ancha sin que el pie vaya suelto, amortiguación en la parte trasera pero también en la delantera (cosa que por ejemplo las zapas que uso habitualmente no llevan) .
Sensación de comodidad.
Faltaba probarlas en el asfalto.
Decidí bajar por el Parallelo para hacer los 10’ de calentamiento. Asfalto nuevo, leve bajada y sol que de repente hizo que me sobrara el chubasquierito ligero que llevaba. 
Desde Colón y hasta más allá del polideportivo de la Marbella, ida y vuelta, a probar este progresivo (es uno de los entrenos que más odio. Nunca consigo que me salga bien, me paso siempre al inicio y luego acabo prácticamente sentada y tirando de orgullo para hacer el final rápido).
Desde enseguida muy cómoda, y en vez de empezar a 5’/km me meto los primeros kms por debajo de 4’50”. Lo malo es que a esta hora del sábado por el paseo marítimo entrenan demasiados amigos y conocidos así que tuve más interrupciones de lo que me hubiera gustado. Pero ver caras conocidas siempre es un placer.
Durante el entreno pisé asfalto, tablas de madera sintética, tierra, piedras, un poco de todo. Y, a pesar de lo que me ocurre últimamente, en ningún momento noté carga en el tibial o aquellos antipáticos pinchazos de los isquios en la inserción con el glúteo.
Las zapatillas muy estables, la pisada muy cómoda y la forma de la punta hacia arriba es efectivamente una gran ayuda en el momento de  dejar el suelo para empezar una nueva zancada.
Cómodas, cómodas, cómodas. Y la mar de ligeras. Tanto a gusto me he encontrado, que entre una cosa y otra me han salido casi 17 km , los últimos con un chaparrón que me ha caído encima cuando casi estaba en la feria. Track entreno progresivo  
Una vez en casa, cantando las mil maravillas de las zapas me tocó volver a la feria con Jon para que él también las probaras. 20,53 km totales de entreno. 


En fin, unas zapas que ya están en la lista de deseos de cara a la preparación de Berlín. A ver si tengo suerte y me tocan por el sorteo!!! Y si no, tocará comprarlas!
Si queréis leer más sobre estas zapatillas nada mejor que el análisis a fondo de Foroatletismo  

domingo, 8 de febrero de 2015

Era Wilson Kipsang, no era Andrés Iniesta

Ayer, viernes 30 de enero, era día laborable y de clase en las escuelas.
Quiero pensar que fue este el motivo por qué, en la céntrica tienda de Adidas del Paseo de Gracia barcelonés, a pesar de haberse anunciado que iba a estar Wilson Kipsang, no se presentó NADIE.
A ver si se me pega algo 

Y he cogido como ejemplo de comparación Iniesta, porque coger Messi o Cristiano hubiera sido injusto. Que estos dos si echan un pedo, o vomitan o cambian novia … tenemos la Bolsa de Madrid que sube o baja de los 10.500 puntos . Iniesta es un tío millonario que juega al futbol, y que tiene sus seguidores pero …pero sigue siendo un tio con una vida algo normal …y encima diría sosilla. No creo que nadie de los que puedan leer este post, tendrían una vida tan normal como él … vamos, que alguna alegría de más nos la daríamos. O por lo menos se enterarían unos cuantos de lo que hacemos o no hacemos.
Pero, convócame un dia Iniesta en una tienda de material deportivo … y estoy segura que se presenta el mundo entero: parados, gente con trabajo que se inventa una gripe para estar de baja, chavales de cualquier edad que hacen campana … y que hay que contratar por lo menos un par de seguratas para parar la muchedumbre en la puerta.
Y no, como Wilson Kipsang es un tío que no juega al futbol sino que corre carreras de fondo (10K, medios maratones y maratones), no tiene ni una pizca del gancho que tienen los que acabo de nombrar y cualquier otro futbolista o en menor medida jugador de básquet o de tennis.
Y todo esto a pesar que no es un corredor cualquiera. No es uno de los 20.000 participantes (o finishers, como tanto le gusta a la gente) de la Cursa dels Bombers. Es un atleta que hasta hace poco más de un año era el que más rápido había corrido un maratón, con un crono de 2h03’23”. Y a pesar de que en Septiembre 2014 Kimetto le ha arrebatado el récord de los 42,195m es el único atleta en el mundo capaz de acabar 5 maratones por debajo de las 2h05’. Ha vencido el maratón de Londres en 2012 y 2014 aunque en el de los JJOO sólo haya podido con la medalla de bronce. En Noviembre de 2014 ha ganado el maratón de NY haciéndose así también con el título del WorldMarathon Majors Series de la temporada 2013-2014.
Y allí estaba, rodeado de su equipo, representantes, fotógrafos, entrevistadores de los varios medios pero la mar de tranquilo y sonriente. Dando vueltas por la tienda, mirando el género, tocando los tejidos y hasta mirando las etiquetas de los precios. Sonriendo a los clientes que no tenían ni idea de quien tenían al lado. Todos buscando las últimas botas de Messi o las prendas de la colección de Stella Mc Cartney .
Solo un chico se animó a sacarse una foto cuando los posicionaron delante de un mural gigante con foto de Messi.

Yo encantada, ya que tuve tiempo de hablar con gente de la Federación Catalana de Atletismo, sacarme foto con Kipsang, volver a compartir charla y foto con Javier Zapata y disfrutar en directo de preguntas y respuesta.
Foto ritual cuando me cruzo con Javier Zapata











Y el día siguiente, en la feria, otra vez se el veía disponible, sonriente y con mucha paciencia porque aquí sí que había gente a la que le gusta el atletismo. 12.000 corredores que pasaban por allí para recoger sus dorsales y camisetas para La Mitja del día después.
Y una vez más, antes y después de la carrera, disponible para fotos, sonrisas, charletas.
Qué campeón. En Todo.
Y qué ejemplo tendría que ser por muchos “campeones” del balompié.
Pero solo es Wilson Kipsang.
Yo ya tengo billete para volver a verle en directo: el 26 de Abril estaremos en Londres para seguir de cerca lo que parece va a ser el maratón de la década. 


Vídeo  Resumen de LaMitja 2015 en VOTV 


martes, 3 de febrero de 2015

Querido MASTECHEF (Masterchef Junior)

Empezaré diciendo que soy seguidora del programa. Me gusta más que otros que han ido apareciendo en varios canales de televisión y en la mayoría de los casos, y por suerte, han desaparecido.  Me he mirado la versión adulta y la de niños. Y aquí estoy, este año también.
Pero, tengo una par de cosas por deciros y utilizo este blog que no por nada se llama “Correr y Comer”.
Entiendo perfectamente que los protagonistas de estos últimos episodios son niños. Qué pero son niños dotados de curiosidad y de algo de talento por la cocina, y que evidentemente en casa tienen a alguien (una madre, una abuela o un padre o un abuelo) que ha sabido capturar la atención de estos pequeños y que sobre todo se ha fiado en dejarles utilizar cuchillos y hacer cosas (utilizar fuego, planchas, hornos) que para la mayoría de chavalines entre 10 y 12 años podrían resultar peligrosas.
Y entiendo que para que el programa sea variado y no se repita hay que montar pruebas que van desde los platos más clásicos de la cocina española a las “esferificaciones”  y a los trampantojos.
Hasta aquí todo bien.
Pero, una cosa que he notado en más de un episodio es que se ha literalmente maltratado la cocina italiana. En todos los casos en que ha salido a colación, ha sido toda una secuencia de despropósitos, imprecisiones y horrores. Pizza, Cannelloni, Pasta. No se ha librado ningún plato.
Ha tocado el episodio donde tenían que hacer pizza (piTza, como decía Teresa).
Plato típicamente italiano, que más sencillo lo haces,  mejor. Que si así es, podrás saborear una masa crujiente  en su punto de sal, un tomate de calidad, bien maduro, con notas dulces y un punto de amargura. Y qué decir del sabor de una buena Mozzarella (no necesariamente de búfala, que parece que en Italia comemos solo aquella) en vez de todo tipo de queso? De estos de 4 colores para fundir y que te venden en sobres con la etiqueta “Especial Pizza” (ni rastro de mozzarella: hay Gouda, Cheddar, Edam  y no sé qué más). La pizza hay que  tratarla exactamente como la paella: no se trata de un arroz con todo tipo de ingrediente añadido. Como si más cosas le metemos, más rica es ella y más creativos nosotros. No. No es un caso si la reina de las pizzas es la Margarita. Cuando se ha descubierto que la prueba iba a ser preparar una pizza, la “simpática” Teresa ha espetado: “nooooo, a mí no me gusta la pitza! Aparte un poco la de sobrasada y queso”. Qué pizza es esta? Donde han encontrado esta receta? Quien se la prepara? Su madre? Es la misma madre que le ha enseñado los secretos de la cocina? (SIC).
Pero tranquilos, que no es la primera ni la última que me horrorizo delante del tratamiento que se da a la pizza. Cuando me mudé a vivir a España, hace ya 10 años, flipaba en colores viendo por televisión que Telepizza sacaba nuevos sabores “Pizza Lasaña” (consiguiendo estropear ambos platos, supongo. Los dos, banderas del buen comer itálico) o “Pizza Carbonara” o “Pizza con el borde hecho de croquetas rellenas de queso fundido”…
Tiene que ser un pasatiempo nacional español esto de coger un plato italiano y hacer con él de todo y de más.
En el episodio de las semifinales ha salido “preparar un plato de pasta”. Cuando he oído esto he pensado “mejor apagas, y a la cama” . En la prueba anterior no les había visto manejarse bien ni con un plato muy típico de España, el arroz. Con la pasta las cosas no podían que ir a peor. Ya la veía venir.
Primero me ha sorprendido la elección de una de las salsas: “la Puttanesca”. No muy conocida ni utilizada tampoco en Italia (aparte donde es típica, en el Lazio y en Campania) olía,  si me perdonan el juego de palabras “a puteo”. Y cuando a Aina se ha dado la posibilidad de elegir quien iba a prepararla y ella escogía Guillermo, ya sabía yo que para el malagueño la aventura terminaba allí.  Y que tristeza ver el pobre Mauro acariciar las hojas de albahaca sin tener ni idea de que iba a hacer con ellas. Gli spaghetti alle Vongole eran quizás los más sencillos por preparar. Manuel ha sabido dar un toque, con el vino, pero me huele más a que querían este chico en la final.
Pero, cuidado, lo que más me ha horrorizado ha sido la “Pasta alla Carbonara” de Martina. Empiezo diciendo que “alla Carbonara” se hacen solo Spaghetti, o Pappardelle, no otro tipo de pasta. En Italia la pasta tiene unas reglas bien definidas que evidentemente no han conseguido cruzar el Mediterráneo. Tenemos un tipo de pasta casi para cada tipo de salsa. No existen solo “Spaghetti” y “Penne” o “Maccheroni” y “Fusilli (hélices)”. Hay penne rigate, tagliatelle, mezze penne, tortiglioni, pennette, trofie, spaghettoni, fettuccine, vermicelli, ditalini, orecchiette, perciatielli, sedani y miles de otros tipos de pasta. Mucho daño ha hecho la cadena “La Tagliatella” que se vende como italiana e italiana no es. Y que en sus menus pone una lista de salsas (casi todas con abuso de nata liquida) y te deja elegir el tipo de pasta que quieres que te hagan con la salsa que más te gusta. Sic.
Volviendo a la Carbonara de Martina . Hubo sofrito de cebolla, hubo panceta y hubo nata. De los tres ingredientes solo la panceta pertenece a la Carbonara. En la receta italiana la estrella es el huevo. Pues, en la preparación de Martina no hubo huevos. Y al no salirle los “fetuccini” hizo como unos raviolis con capas gruesas 5mm, rellenos de queso rallados (que seguro se habrá escapado durante la cocción ya que los raviolis no estaban sellados).
Mejor no hablar de cómo hizo Teresa el “Ragú alla Bolognese”. Que a la niña le tengo manía y me saldrían unas frases demasiado fuertes. Solo digo que, una vez más, hizo un "Sofrito", base de todos los platos que se preparan en España.

En fin , en unos minutos me pongo a ver la final. Ganará seguramente una chica, ya que el año pasado ganó un chico y que creo que Aina es efectivamente la más capaz y la más seria (aunque reconozco mi débil por Manuel, porque se parece a mi sobrinito).

Solo espero que no salga una receta italiana entre las pruebas finales. Que a lo mejor, por culpa de los nervios, me hacen guarrerías …


lunes, 22 de diciembre de 2014

5K de Viladecans - Campeonato de Catalunya de 5 km en ruta

Como ya he comentado varias veces, no me gustan las carreras que organiza José Luis Blanco y los motivos son principalmente dos:

  • no me gusta participar en eventos organizados/presentados/controlados por un atleta con un pasado manchado por temas de dopaje.
  • en los dos casos en que participé, sin todavía conocer el pasado de Blanco, hice unas marcas estratosféricas con respecto a lo que valía yo de verdad en aquel momento. La razón? Ambas carreras, cortas, y a lo grande. Os paso los tracks: 5K Sansi Viladecans 2011 y 5K Sansi El Masnou 2011. Os aseguro que en 2011 yo no bajaba de 4’30”/km ni en un kilómetro a seca. Coincidencias? Yo diría que 2 de 2 es demasiado para llamarlas coincidencias. El resultado es que quien ignora voluntariamente que la distancia no es correcta y se queda con que ha bajado de 25’ o 22’ o 20’ està la mar de contento (y por supuesto vuelve a competir en esta carrera que se le da tan bien para hacer MP). Pero si lo que te interesa es medirte en un 5K y resulta que te faltan centenares de metros…hombre, puede ser que le vea el lado negativo.

Ahora mismo recuerdo que participé en otra carrera organizada por él, gracias a la insistencia de un conocido que para entonces le ayudaba en la organización (quede claro que pagué mi inscripción regularmente): la Cursa de la Vila Olimpica (y resulta que el Campeonato de Catalunya de 10K en ruta se disputarà justo en esta carrera). Tiempazo otra vez! Yo que hasta entonces no había bajado de 44’ en 10K ni en mi mejores carreras! Fuera engaños; aquí el track. BINGO, 3 carreras de 3 cortas!

Con esta tercera experiencia consideraba acabada mi aventura en carreras organizadas por La Sansi. 

Pero, hace algo más que un mes, cuando la Federación Catalana de Atletismo publicó en su calendario que los Camp. de Catalunya de 5K y 10K en ruta se iban a disputar en eventos organizados por La Sansi, a pesar de llevarme un gran disgusto, decidí apuntarme. 
La razón? Desde esta temporada, siendo la tercera con ficha federativa en Catalunya y a pesar de ser extranjera, puedo competir con opción a las medallas catalanas. Y a quien no le hace ilusión una medalla “regional”, 28 años después de la ganada en mi Lombardía natía en 3000m? Aquí en España he competido ya en Camp. Nacionales de Medio Maratón y Maratón y siempre he puntuado por el podio grupal en la categoría veteranas, pero una medalla individual tiene otro sabor. El segundo motivo fue que, considerado que el recorrido estaba homologado por la Federación Catalana de Atletismo, pensaba que la carrera iba a resultar bien medida y quería saber cuánto valía en un 5K con perfil llano. En diciembre 2013, corrí en Terrassa una 5K en 21’04” pero entre cuestas y el ventaco que nos salió aquel día, el resultado me dejó con dudas.
Así que, con ilusión pero también con muchas dudas, me preparaba para la cita. 

Visitando la web y viendo la simulación del recorrido ya me había puesto nerviosa. He trabajado exactamente al lado del Parque de la Marina durante 2 años y os puedo asegurar que los polígonos alrededor del Viladecans Business Park y del CC La Marina, los domingos, tienen CERO tráfico, comercial y privado. O sea, no veía la necesidad de dar vueltas por el parque antes de meternos por las avenidas que hay , amplias, sin tráfico, sin obstáculos y con espacio para todos, sin demasiados giros y vueltas (Avenida del Siglo XXI, Avenida del Progres, Carrer de la Tecnología. Un par de vueltas y el 5000 está hecho). Mapa

Y qué va, lo que nos hemos encontrado ha sido: salida estrecha con caída incluida, laterales con obstáculos peligrosos como columnas de fundición y un camión al cual no habían ni cerrado el espejo exterior, giros que no se sabía si había que pasar por la calzada o por la acera o por el césped, falta de precinto en alguna esquina del parque (hay quien ha hecho recorrido mixto ruta-cross), falta de indicación de los km …vamos, a la aventura!!! Y es un Campeonato de Catalunya? 


Columnas en los laterales de la salida


Recorrido "perfectamente" precintado



Tras la carrera he tenido ocasión de hablar con otros participantes, hombres y mujeres, entre ellos una chica que ha ido a medalla y dos chicos que han entrado entre los 15 primeros. Y han opinado lo mismo que yo: salida muy peligrosa, giros inútiles por el parque con curvas sin precinto, falta de señalización de los kms, lío para saber si había que correr en la calzada o por la acera, etc .  Así que no son cosas que me sueño yo, o que solo yo veo.  

Os adjunto también unas fotos que hablan solas: nada de papeleras adicionales para que los corredores pudieran tirar sus latas de refresco al acabar la carrera. Las papeleras del parque no daban para tantos desechos y creo que es deber de la organización de una carrera organizar, incluido en el precio de la inscripción, un servicio tan básico como este.



Y también sobre uno de los temas que tanto van luciendo: ida y vuelta gratis en tren gracias a la convención con Renfe. Podías aprovechar de esta ventaja solo si ibas a buscar el dorsal el día anterior y si preguntabas explícitamente por el cupón, ya que no estaba en la bolsa del corredor. Lo malo es que tenías que canjearlo en una estación de Barcelona ciudad, para hacer ida y vuelta. Si la ida iba a tu cargo (porque no había podido ir a buscar dorsal el día anterior) en la estación de Viladecans no te validaban la sola vuelta. Así que tenías que pagártela tú mismo. Y si encima habías utilizado las cómodas duchas que se encontraban a solo 600m de la meta, ya la estación no la tenías a unos metros de la misma…
En fin, que ya sé que no participaré al Camp. de Catalunya de 10K en ruta, así como que ya no correré Nassos y que parece que el año que viene ni la Cursa de la Mercè (con el cariño que le tenía) porque se rumorea que esta también pasará a ser organizada por La Sansi.
Objetivo de la temporada, en Catalunya, la Mitja de Empuries. Hasta allí parece que todavía no han llegado. Cruzamos dedos.

PS: por la crónica, la carrera (que creo que le faltaban metros a pesar de no haber recortado en ninguna esquina) me ha salido en el Garmin de 5K exactos (que yo leo: carrera corta), y en 20’40” netos. 4ª de categoría F45 (que era lo que me esperaba, visto el listado de inscritas). No sé si la puedo considerar MP … 

PS2: por cierto, en las horas siguientes a la carrera a través de twitter el CM (?) de la cuenta de La Sansi me ha contestado con unos tuits diciendo de #nomentir sobre sus carreras :)

PS3: lamentablemente del vídeo de la salida así como de los reportajes fotograficos, en los días siguientes a la carrera se han borrado los momentos y las imagenes de la caída .... qué majos!

Primera curva y ya no se sabe si hay que ir por la calzada o por la acera (foto JJ Vico)



lunes, 20 de octubre de 2014

Medio Maratón Valencia 2014

Tras el chasco doble que nos llevamos en 2013 (abandono para los dos) , hace unos meses, una vez confirmado que el Campeonato de España de maratón iba a disputarse otra vez en Donosti a final de noviembre, decidimos volver a Valencia para testar nuestro estado de forma.

Pero a inicio de verano para mí las cosas se torcían otra vez: tendinopatía severa en el Aquiles izquierdo y todo julio y agosto en el dique seco. Así que, mientras Jon iba afinando un estado de forma que en este 2014 le está regalando unas cuantas satisfacciones, yo tenía que revisar a la baja mis objetivos. Si la iba a correr, había que prepararla en 1 mes y seguro no ir a por MP. 

Esta carrera nos da buenas ondas, tenemos algún conocido allí en Valencia, casi todos corredores, y es un placer volver a coincidir, aunque este año no iba a ser posible ver el gran Fran Corredor. Justo hace un año, en ocasión de la media de Valencia, tuvimos la suerte de conocerle en persona. Así como a los chicos de Foroatletismo, Raquel y Salva. Vamos, que volvíamos a gusto!

Más allá de como acabó la carrera en 2013, nos pareció que la Media Maratón de Valencia tenía mucho que enseñar a la de Barcelona. Sí, en Barcelona corren más personas, pero la organización y el trato al corredor no tienen nada a que ver y los fallos y deficiencias de Barcelona no son justificables por el mayor número de concursantes (que pagan todos el mismo dinero, excepto elite e invitados). El precio de la inscripción es muy similar pero los servicios al corredor no tienen nada a que ver. 

Este año nos fuimos para allá al sábado por la mañana, en horario comodo, con el tren que salía de Sants a las 9.30 y llegada a las 13.00. Tiempo de pasar rápidamente por el hotel, dejar las maletas e ir casi corriendo al Tinglado 4 del puerto, donde en la planta de arriba entregaban los dorsales y en la de abajo, la bolsa del corredor. En el mismo espacio de la planta baja había una decena de stands de tiendas de deporte, venta de productos dietéticos y varias asociaciones que presentaban sus carreras. Se notaba el cambio de patrocinador técnico: desde Adidas, que el 2013 tenía un stand enorme en colaboración con EvasionRunning , este año se había cambiado a Luanvi, que tenía un espacio bastante más reducido y de hecho una variedad de productos mínima. Pero, oiga, la camiseta es de un tejido muy bueno, finita pero con acabado de buen nivel. 

Dorsales puestos!


Tras comer en el portón del mar (sugerencia de los chicos de Foroatletismo y del mismísimo Carles Castillejo) nos fuimos al hotel para estirar las piernas, para luego irnos a visitar la recién estrenada tienda de EvasionRunning en frente al mercado de Colón y aprovechar de paso para poner voz y cara a Cristina Mitre, la polifacética y multitasks creadora de #MQCbyCrisMitre. Y también volver a ver (y sacarme foto) con Marta Esteban, corredora de nivel con la cual comparto pasión para este deporte y por los mininos J

Con Cris Mitre


Con Marta Esteban

Salidos de allí, cena rápida en el Restaurante 500 (italiano) con unos chicos de Barcelona que de vez en cuando entrenan en pista con Jon.
A las 23, al sobre!
Despertador a las 6.45, los dos chicos de Barcelona vendrán a desayunar a nuestro hotel, que se ha portado muy bien con los corredores y ha adelantado el desayuno (que en fin de semana empiezan a servir habitualmente más tarde) e incluido en la tarifa – muy económica, por cierto 46€ la noche para una habitación doble – el late chek-out.
Subimos para los últimos detalles y nos vamos hacia la salida trotando (unos 2 kms) para luego seguir calentando allí un par de kms más.
Nos deseamos suerte y cada uno a su cajón: Jon en el de elite, los chicos en el verde-lima y yo en el azul (por solo 4 números, ya que el cajón anterior era para dorsales hasta el 2069 y yo tenía el 2073!)
El primer kms caos total. En mi cajón, y quizás también en el de delante, se ha colado todo quisqui y no hay manera de avanzar a un ritmo por debajo de los 5’ y pico por kms. Y encima mi peor miedo es que me pisoteen en talón y tenga que decir adiós otra vez a esta carrera.
Pasado los primeros 2 kms la cosa se soluciona y se puede mantener el ritmo deseado, aunque sigue habiendo gente que corre a zigzag intentando adelantar a todo lo que se mueve y cortando el paso a muchos.
De mi carrera no tengo mucho por decir . Sabía que lo mío era quedarme con el ritmo pactado con Jon, nunca más rápida de 4’30” ni más lenta de 4’50”.  
El calor era aguantable, entre los 19 y los 22 grados según las zonas sol y sombra, y la humedad mucho menor que en 2013. Se sudaba, sí, pero yo en 2013 en el km 3 ya estaba buscando el avituallamiento!
Una vez salida del apuro inicial, me he centrado en la carrera: el objetivo que habíamos pactado con Jon era de intentar correr los 2 10K alrededor de 46’ cada uno y si era posible, acelerar un poco en el km final. Tenía que frenarme ya que entre las ganas de recuperar el tiempo perdido en la salida y el perfil favorable había tramos en que las piernas iban solas.
Y sobre todo tenía que sobreponerme a los 2 puntos negros de 2013: el km 3, en el cual me enteré que las cosas no iban como esperaba, y el km 13 donde finalmente abandoné la carrera. Y mira por donde la ayuda en el km 3 me vino de parte de unos connacionales italianos (que por cierto siempre acuden numerosos a Valencia, sea por la Media que por la Maraton). Iban detrás mío y al ver la Ikurrina que lleva la equipación de mi club en la espalda, decidieron “seguimos la vasca, que se la ve con buen ritmo y bien centrada”. Me quedé con la sonrisa puesta y el km voló en progresión.
El paso por el km 10 salía algo más lento de lo previsto pero tampoco habíamos previsto el tapón de la salida así que no me molestó ver 47’ en vez que 46’. Lo importante era seguir manteniendo el ritmo por lo menos hasta el km 18 y allí ver si había más gasolina. En el km 13 para distraerme me tomaba el gel y justo después me regocijaba, junto con los que corrían alrededor mío, viendo los primeros pasar en paralelo a nosotros corriendo como rayos. Sabía que con algo de suerte me iba a dar tiempo ver pasar también a Jon antes de que se separaran los recorridos
Y así ha sido! Tras ver pasar los más de 20 africanos que daban solera a la carrera, he visto pasar a los 2 Bikila, Nuñez y Solis, a Nacho Cáceres, a Rafa Iglesias seguido por Eliseo Martin y luego, unas posiciones más atrás, justo detrás de la 4ª mujer, veo llegar Jon, solo como la 1, como a menudo le pasa en estas carreras importantes, pero con muy buena cara y muy buen ritmo! Me da tiempo gritarle que está yendo muy bien y tengo que volver a centrarme en mi carrera.
Finalmente acabo como previsto, un buen entreno con media general a 4’40” pero con un último km a 4’31” (adelantando a 4 chicas J)
Al reencuentro con Jon me entero de la buena noticia (que ya imaginaba) : ha mejorado su MP en casi un minuto con respecto al Campeonato de España de A Coruña, parando el crono en 1h09’14”! 38º de la general y 1º en categoría M40. Gracias a este resultado conseguimos entrar en la zona VIP donde falta justo la Ritona nacional porque hay un va y vien de gente comiendo, bebiendo, saludando los colegas etc
Aunque también este año no haya podido correrla como se merece, me gusta esta carrera!
Las cosas que más valoro: se corre por avenidas anchas, recorrido prácticamente plano, giros cómodos gracias a las enormes rotondas, amplias zonas de sombra que daban un respiro tras las amplias zonas de sol. En la zona de salida abundancia de baños químicos, he visto cola de máximo 6 o 7 personas, con 10.000 inscritos… nada a qué ver con las de decenas de runners que se ven en Barcelona.
La bolsa del corredor venía con camiseta, cordones rosas para zapatillas en apoyo a la jornada mundial per la recerca contra el cáncer de mama, lazos AECC con imperdible, lata de cerveza con limón, revista Distance, libreta con los detalles de la media, mochila, muestra de crema solar, muestra de gel frio Ice Power, descuento 25% en tiendas Intersport. En Barcelona te dan una camiseta Kalenji de la gama baja, dos folletos de carreras y una lata de Aquarius.
Avituallamientos en carrera con agua y con vasos de Powerade en km 5 – 10 – 15
Avituallamiento en meta: botellín de agua, botella de Powerade de 500ml, bolsa “finisher” con rejilla de 500 g de mandarinas, 3 piezas de bollería mini, un zumo de piña/uva/manzana, barra libre con vasos de cerveza con limón.
Una pasada el mail que te llega con tu resultado: puesto, detalles, desglose tiempos, estadísticas mi carrera al detalle

Cosas que hay que mejorar / cambiar: como pasa también en la media de Barcelona, los cajones, aparte el de elite, están hecho con las marcas que un atleta “piensa” hacer. Si bien habrá gente que se prepara para cumplir con la marca que piensa hacer, habrá unos cuanto (más - lo siento, yo cada día veo más tramposos) que se meten donde no le toca. Y no por cuestión de segundos o un par de minutos, sino por diferencias de minutos/km.
Yo estaba en el cajón azul, el segundo, y delante mío solo había otro, el verde lima con cerca de 2000 dorsales, más los 80 dorsales elite que la organización entregó a quien acreditaba marca por debajo de la 1h10’. Y reconozco que el cajón elite era legal: nada de guapas de gimnasio o amigos del organizador allí en primera fila para sacarse la foto (cosa que a Barcelona sucede domingo sí y domingo también).
Y además en mi cajón se le veía el plumero, se reconocían a primera vista como novatos o casi: camiseta de la carrera puesta y  al pasar la línea de salida, cuando el speaker decía “arriba las manos” la mayoría obedecían y chupaban cámara. Que me disculpen los partidarios del #Run4Fun pero en los cajones allí delante habitualmente está la gente que quiere correr, y que le importa relativamente de salir bien en la foto o por TeleLevante. De hecho, mientras yo intentaba hacerme un hueco corriendo a S y soltaba tacos interiores, unos cuantos corredores más externaban su frustración en voz alta. A lado mío un chico soltaba un gracioso “menos saludar y más correr” que me veía plenamente de acuerdo J
La mitad de la gente de mi cajón ha empezado la carrera a 5’30”/km y no por ser el primer km sino porque aquello era su ritmo objetivo de carrera. En el km 2 he adelantado el globo de las 2h! En el km 7 los que corríamos a ritmo de 4’40” hemos flipado adelantando un “practico” con un cartelito minúsculo que llevaba 1h45’. O sea, que tampoco las liebres tienen que haber funcionado bien,  aunque yo haya visto solo estos dos.
Y otra cosa que no me ha gustado – pero que no depende de la organización – mucha gente desmayándose, vomitando, cayendo redonda por deshidratación o falta de entreno. Por suerte los sanitarios en todos los casos que he podido ver han llegado muy rápidamente gracias también a la labor de voluntarios y policía pero me sabe muy mal que la gente se meta en estas cosas sin estar preparada.

Ah, por cierto! A la tercera la vencida: pienso volver en 2015 y competir de verdad! Ayer, si hubiera podido correr alrededor de mi marcas habituales (1h33’) podía haber ganado la categoría de Veterana C!